“Llegue a “la ranita” buscando aportar algo más”

“Llegue a “la ranita” buscando aportar algo más”

Aniana García-Morato, instructora certificada en el Método Eline Snel, nos cuenta sobre la importancia del compromiso personal con la práctica de mindfulness para poder facilitarlo a niños y adolescentes.

Aniana es psicóloga y directora del centro Mindfulness Madrid Norte

 
 

Llegué al mindfulness desde una búsqueda de crecimiento personal, y cuando vi todo lo que me aportaba, supe que aprender a trasmitirlo a los niños y adolescentes era algo que quería hacer. Así llegue a “la ranita”, buscando como aportar algo más a esos chavales que llegaban a mi consulta con muchas dificultades para relacionarse, para concentrarse, para quererse, para conectarse …

Tuve la suerte de participar en la primera formación que se hizo del Método Eline Snel en España y conocer a personas maravillosas que desde entonces tiene un huequito en mi corazón, todo un regalo.

Mi experiencia con el primer grupo de niños fue estupenda, el trabajo semana a semana con los niños tuvo momentos geniales en los que ellos podían conectarse con el aquí y el ahora, sentir su respiración, saber cómo estaban ese día, cuáles eran sus pensamientos y dejar que todo fluyera.

Me gustó especialmente la ultima sesión en la que el grupo entero conecto con el tema de la sesión “el secreto de la felicidad”, los niños tenían muy claro cual era y lo podían expresar con una sonrisa que trasmitía esa felicidad.
 

 

“La forma de poder trasmitir a los niños mindfulness pasa por un trabajo personal diario”

También hubo momentos más complicados en los que realizar la sesión no era tan fácil, con estos momentos aprendí de manera muy vivencial que la forma de poder trasmitir a los niños mindfulness pasa por un trabajo personal diario y un compromiso grande con lo que estas haciendo, es lo que te permite como instructora estar en cada momento con aquello que está sucediendo, sin juicios, expectativas o pensamientos que interfieran en el aquí y el ahora.

Para mí ha sido la parte más difícil y a la vez más gratificante de este camino que he elegido. Encontrar la manera de incorporar el mindfulness a mi día a día no es a veces sencillo, pero la convicción profunda de que esta es la manera de poder trasmitirlo y el compromiso con mi trabajo me hacen encontrar la forma e ir momento a momento.

Ha sido un gran aprendizaje el poner en funcionamiento estas nuevas habilidades que poco a poco voy adquiriendo y mejorando día a día, momento a momento. El ser consciente, estar presente, confiar e ir aprendiendo a través de la experiencia la importancia de no hacer juicios, de no aferrarse a expectativas e ir aceptando las cosas tal y como van sucediendo, me ayuda a la hora de preparar y realizar las sesiones con los niños.
 

Aniana García-Morato
Madrid, 10 de julio de 2017

Encuentra un instructor certificado mindfulness para niños y adolescentes en tu ciudad (España)
Formarse en el método Eline Snel en España, cursos regulares en Barcelona y Madrid.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *