Vuelta al cole… ¿vuelta al estrés?

Vuelta al cole… ¿vuelta al estrés?

Para muchas madres y padres septiembre es el momento dulce en el que nuestros hijos vuelven otra vez al cole o al instituto. Así habrá más estructura en la vida diaria.

También para la mayoría de los niños y jóvenes es un placer volver otra vez al cole y volver a conectar con el círculo de amigos y amigas que tienen allí.

Pero no todas son ventajas… el comienzo del cole o el instituto también genera mucho estrés.

 

Estrés en los niños y jóvenes

A los más pequeños a veces les cuesta mucho separarse de sus padres. Para algunos está la preocupación de no encajar en los grupos, peleas con amigos o de otros temas sociales y es muy frecuente el miedo a las pruebas y exámenes.

Es habitual que haya un calendario sobrecargado para los niños y jóvenes y poco “tiempo para descansar”, por ejemplo por un gran número de actividades extraescolares, muchas horas de deberes o una actividad deportiva muy exigente.

A todo esto hay que añadir los factores de estrés internos: la autoexigencia, el deseo de hacer feliz a los padres, no quererse a si mismo, no reconocer los propios talentos y centrarse en sus dificultades, fobias…

¿Cómo puedo ayudar a reducir el estrés de mi hijo?

– Busca el diálogo y dedica tiempo de calidad a tu hijo para que hable sobre lo que siente y exprese sus inquietudes, preocupaciones y miedos.
– Si es posible, ayudarle a eliminar o minimizar las fuentes del estrés.
– Procurar que tu hijo tenga suficiente tiempo para relajarse, hacer ejercicio y jugar.
– Ayuda a tu hijo a tener expectativas realistas. Esforzarse está bien, pero existen límites.
– Ayuda a tu hijo a quererse y aceptarse a si mismo.

Ayuda a tu hijo a conocerse mejor

También puedes ayudar a tu hijo a conocerse mejor y aprender técnicas que le permiten autogestionarse en clases de Mindfulness. A finales de septiembre empiezan los nuevos cursos privados de Mindfulness en Barcelona para niños de 8-19 años con profesores certificados en el método Eline Snel.

Lo que aprenden:
– técnicas que les pueden ayudar a tranquilizarse en momentos de mucho estrés y a mejorar su concentración y memoria
– reconocer los límites a través de su cuerpo
– reconocer y gestionar sus emociones
– que no hace falta hacer siempre caso a todos los pensamientos (o preocupaciones)
– aceptar los obstáculos en la vida y confiar en que todo saldrá bien…
– ser amable con uno mismo y con los demás

El aprendizaje se genera a partir de diálogos, ejercicios y trabajos prácticos en un grupo de chicos y chicas de su propia edad. Se les entrega materiales y audios para que puedan practicar las técnicas y ejercicios para tranquilizarse en casa, la escuela y siempre que lo necesiten.

Artículos relacionados:
Infografía: 6 beneficios Mindfulness para niños
Practicar Mindfulness con mis hijos

Fotografías Flickr: “Grupo de niños” Alan Kotok

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *