Nada es demasiado pequeño de Mary Oliver

Nada es demasiado pequeño de Mary Oliver

La vida es lo que pasa mientras hacemos otras cosas, mientras vivimos en mundos imaginarios. No prestamos atención a lo que hay ahora mismo aquí, porque en realidad no estamos aquí.

En nuestra ausencia pasa de todo. Hay un nuevo amanecer, canta un pájaro delante de nuestra ventana, se escucha el cri-cri de un grillo, nos piden atención nuestros hijos, nos habla nuestro cuerpo dando señales, pasan oportunidades de todo tipo y quizás también se acerca un peligro. Ocurren tantas cosas, pero no estamos para vivirlo.

Entrénate para estar más presente en tu vida.

Nada es demasiado pequeño como para no hacerse preguntas, poema de Mary Oliver.

El grillo no se pregunta
si existe el cielo
o, si es que existe, si habrá espacio para él.
Es otoño. El romance ha acabado. Aun así, canta.
Si puede, entra en una casa
por el resquicio más pequeño de la puerta.
Entonces la casa se vuelve más fría.
Canta despacio y más despacio.
Y de pronto, nada.
Debe de significar algo, no sé qué.
Pero sin duda no significa
que no haya sido un excelente grillo
durante toda su vida.

Artículos relacionados:
El viaje, poema de Mary Oliver
Más poemas Mindfulness

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *