Seleccionar página

Si el ruido es la apariencia grande de las cosas que no tienen gran importancia, seguramente en el silencio resida aquello valioso que, por íntimo y cotidiano, vemos pequeño y fácil de atender.

No es de extrañar que desde esta percepción nos encontremos dedicando tiempo y atención a asuntos no relevantes para nuestro bienestar y felicidad y que olvidemos atender y cuidar nuestras prioridades y necesidades.

Salud, descanso, relaciones afectivas, aficiones, proyectos personales, compromiso social… lo que nos nutre queda aparcado para un “mejor momento” que a menudo no llega; porque al fin y al cabo, ¿existe algún otro momento que no sea este, que no sea aquí?

El cultivo del silencio nos permite retomar contacto con todo lo que de verdad es importante para nosotros y encontrar maneras amables y creativas para atenderlo. Las practicas que se facilitan en los cursos de mindfulness MBSR y los encuentros de silencio te ayudan a conectar con tus necesidades y prioridades a través del silencio.

Silencio, una canción de Jorge Drexler de su album “Salvavidas de hielo”

La ilustración que aparece en este artículo es obra de Nuria Riaza ilustración, y es parte del vídeo oficial “Silencio” de Jorge Drexler.

Artículos relacionados:
No corras tanto, canción y animación con arena sobre cristal por César Díaz Meléndez
Más conferencias, cortometrajes, películas y canciones relacionadas con Mindfulness