Logotipo Sloyu

tu espacio para aprender a vivir el ahora

¿Qué helado te gusta más?

A menudo la inercia, la presión familiar y social, nuestras creencias, el miedo al juicio de los demás o a equivocarnos en nuestras decisiones nos hacen enfocar en objetivos que, una vez alcanzados, no nos satisfacen. Saber que queremos y para que lo que queremos nos ayudará a dirigir nuestros esfuerzos en la dirección correcta y a reconocer nuestra meta cuando la alcancemos, de otro modo terminaremos fácilmente donde no queremos estar.

Imagínate que hoy te apetece un helado y decides ir a una conocida heladería con una carta de más 50 sabores; el local es pequeño y siempre está lleno de gente deseosa de disfrutar del helado más famosos de la ciudad, por eso los vendedores no tienen mucho tiempo para cada cliente.

Llegas a la heladería y la cola es muy larga, ¿has hecho bien en venir? Quizás valga la pena renunciar a un helado riquísimo por no darte la paliza de estar tanto rato de pie, aunque tanta gente no puede equivocarse, seguro que es el mejor; mientras lo piensas 10 personas se han añadido a la fila.

Decides quedarte, total, ya estás allí; la cola avanza despacio y te pierdes en tus pensamientos… según a la hora que termines igual puedes ir a la pelu, de camino puedes parar en el súper, ah! y tienes que llamar al médico antes de las 18h para anular la cita de mañana…

Una voz te llama “Señora, ¿que de qué quiere el helado?”. Aterrizas desde tus pensamientos al mostrador y los 50 sabores te parecen miles, quedas paralizada por la oferta ¿Cuál elegir? Tiene que ser el más rico, con lo que has tenido que esperar, ¿pero cual es el más rico?… ves que el vendedor va a saltar tu turno y dices “Este, el de color rosa”, mientras señalas con el dedo el sabor que tienes justo delante.

Lo pruebas y te sabe a poco; para ser la heladería más rica de la ciudad, tampoco es para tanto; además, es de fresa, y a ti la fresa no te gusta. De hecho, eres alérgica pero no piensas tirar el helado que tanto te ha costado conseguir, ¡sobre todo viendo la cara de envidia que ponen los que te ven degustarlo!

Antes de ir a por un objetivo, es conveniente que tomes distancia y reflexiones sobre lo que quieres y para que lo quieres.

¿Tu objetivo responde verdaderamente a un interés personal o es fruto de la presión familiar o social?

¿Te hace sentir feliz?

¿Para conseguirlo, tienes que renunciar a cosas importantes para ti?

Como más detallada sea la descripción de tu objetivo, más fácil te será plantear acciones para conseguirlo.

Anúnciate en Sloyu

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

3 Comentarios

  1. Hola

    aquest escrit del gelat em sona, vàrem tenir aquesta conversa últim cop que ens vàrem veure ?
    m’agradat ¡

    Petons

Trackbacks

  1. Bitacoras.com

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.