Logotipo Sloyu

tu espacio para aprender a vivir el ahora

¿Y que haces todo el día?

Cuando estoy por Europa, esta es la pregunta más notoria que se me pone cuando surge una conversación y la gente quiere saber a que me dedico.

Yoga sol

Al principio emergía dentro de mí este sentimiento de tener que satisfacer la curiosidad, particulizando el máximo de actividades posibles de mi rutina diaria.

La mayoría de nosotros estamos muy anclados en nuestros compromisos de trabajo dentro de la sociedad occidental y temía que se me iba a juzgar y considerarme una persona vaga. Era como tener una especie de mala conciencia por en realidad no hacer “nada”, al menos en este sentido. Parece que los seres humanos tenemos una gran afán de ponerle etiquetas a todo y también tememos estar etiquetados ¿A caso somos lo que hacemos?

Así que, al principio contaba que alquilamos una habitación en nuestro pequeño albergue en los Himalayas y que en la temporada turística tenemos huéspedes y me ocupo de ellos, les hago el desayuno etc. Y que desde luego en la India, todas las tareas domesticas ocupan un espacio mayor que en el mundo occidental y consuman mucho más tiempo, porque no disponemos de todos estos aparatitos eléctricos que nos ayudan a ahorrar tiempo y que nos hacen la vida más fácil. Para la mayoría de las personas, esta respuesta resultó más o menos satisfactoria. A mi me sonaba más bien como una excusa.

Aquí en la montaña siempre hay tiempo y la verdad es que es una maravilla redescubrir cuantas cosas uno puede hacer sin necesitar más que las propias manos. Estas cosas hasta se pueden convertir en pequeños rituales muy placenteros. Desde allí surge también una nueva especie de creatividad, haciendo milagros con lo poco que uno tiene a su disposición. Así que los pasteles se hacen sin báscula de cocina, un simple cepillo se convierte en aspirador y si un día se te acaba el jabón para fregar, pues usas tierra o arena, como lo hacen en el desierto de Rajasthan.

Más de una persona me ha dicho “yo no podría vivir así” y yo me pregunto, ¿porque será? ¿Será porque tenemos miedo de estar asolas con nosotros mismos?

Admito que al principio de mi nueva vida india a cámara lenta, me costaba bastante bajar el ritmo y disfrutar del no hacer nada. Es todo un proceso poder apreciar y gozar de ello, porque ¿Algo hay que hacer, no? Parece que se espera de nosotros de estar ocupados siempre (menos los domingos) y que fuimos entrenados para hacer. Cuesta soltar viejos patrones.

Ahora ya me considero una profesional en el ámbito de no hacer nada; puedo estar sentada en mi porche durante horas observando como cambia el cielo. Me encanta levantarme cada día sin saber lo que va a traer. Disfruto de tener todo el tiempo del mundo para recibir amigos o ir a verlos sin avisar previamente.

Si me levanto y me siento creativa, pues soy creativa y me dedico a hacer manualidades o algo parecido. Si un día me levanto especialmente espiritual, me pongo a meditar o hago yoga. Y si un día me despierto de mal humor, pues me perdono por ello y lo estoy el tiempo que haga falta. Esto, también pasará.

Ahora cuando alguien me pregunta “¿…y que haces todo el día?” ya no me siento culpable. Y a veces hasta me atrevo a decir: “Principalmente: vivir y respirar”.

Artículos relacionados:
Hacer nada, actuar con el fin de pararse.

Escrito por Isabelle Collmer, vivo en la India donde me llaman Uma, Website: milindias.com

Anúnciate en Sloyu

Etiquetas: , , , , , , ,

10 Comentarios

  1. Pues yo hay días que no me apetece hacer nada, aunque tengo que hacer, y al final me tumbo en el sofá y me pongo a navegar por internet o a ver series. Estoy trabajando en no sentirme culpable por ello…

    Me ha gustado mucho el artículo. La verdad es que me gusta mucho lo que publicáis en general :)

  2. Hola Patricia!

    Muchas felicidades por tu niña! Que mejor compañía para “no hacer nada” que tu hija? Que lo disfrutes mucho!

    Un abrazo!

  3. Estupendo artículo, me he sentido muy identificada. Ahora con la baja maternal mi día se hace lento, ya no soy tan “eficaz” y lo estoy disfrutando mucho, tanto que no volveré a trabajar remuneradamente, sino que me dedicaré a Vivir y a Respirar y acompañar a mi hija..
    Besos Joost y felicidades por vuestro blog, es muy relajante

    • Hola Patricia … ¡Qué gusto que nos visitas en Sloyu y gracias por tus bellas palabras! Uma escribe muy bien. Te felicito con tu hija, que bueno que la vas a acompañar un tiempo viviendo y respirando! Un abrazo Reina : – )

Trackbacks

  1. Bitacoras.com
  2. Hacer Nada | sloyu.com
  3. Aqui y Ahora | sloyu.com
  4. Domingo Slow | sloyu.com
  5. Menos es más | sloyu.com

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.