Logotipo Sloyu

tu espacio para aprender a vivir el ahora

La magia de los sueños

Hace unos días la hija de una amiga me disfrazó de princesa… ¡y me gustó!

Cinturones, foulares, pulseras, colorete, lápiz de labios, sombra de ojos… y una corona rosa, con perlas, piedras, plumas y una gran estrella en el centro. La niña sonreía, concentrada en su creación, y yo fingía divertirme mientras pensaba en la vergüenza que iba a pasar cuando “entrara en escena” en la cocina, donde me esperaban el resto de los adultos.

Debo confesar que nunca antes me había permitido disfrazarme de princesa; en mi sistema de valores las princesas, las hadas y las sirenas, el color rosa, Julie Andrews, la purpurina y los tules no han encajado nunca demasiado bien; más que nada, no he sabido que hacer con ellos aunque me encantaran, probablemente para no ser calificada de cursi.

Con supuesta espontaneidad hice mi aparición estelar y para mi sorpresa nadie se rió. ”Estás preciosa” me susurró mi compañero al oído; mi hijo me abrazó “¡Que guapa, mamá!”.

Me escapé al baño y me sorprendí una vez más de lo que puede hacer la magia de los niños, esos soñadores que convierten una caja de cartón en un cohete, el rollo gastado del papel higiénico en un telescopio, el bol de la ensalada en un casco o a una cuarentona en una verdadera princesa.

A la hora de la cena me deshice de todo el atrezzo menos de la corona, es una de esas cosas de las que una princesa no puede prescindir jamás.

Adele Enersen, ha fotografiado los sueños de su bebe, Mila, para que no se olvide que

cuando uno sueña, puede convertirse en lo que desee.

Blog: milasdaydreams.blogspot.com
Página en Facebook: www.facebook.com/MilasDaydreams

Otras entradas relacionadas:
Tengo miedo de realizar mis sueños
Pequeño maestro: jugar

Etiquetas: , , , ,

1 Comentario

Trackbacks

  1. Bitacoras.com

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.