Logotipo Sloyu

tu espacio para aprender a vivir el ahora

Vasitos de pera y maíz con salsa de chocolate blanco

Para este postre he utilizado el alga agar. En cocina, la agar es interesante por su calidad de gelatina vegetal, es casi insípida aunque nutritiva y rica en minerales. Una vez rehidratada, se puede utilizar en ensaladas, para preparar gelatinas dulces o saladas, para preparar mermeladas, jaleas, flanes, mousse…

Esta alga es rica en calcio, yodo y oligoelementos, tiene suaves propiedades laxantes y depurativas por lo que es ideal para ayudar a regular el exceso de peso.

La agar se prepara a partir de una especie de algas rojas —kanten— que contienen grandes cantidades de almidones polisacáridos complejos, parecidos a los de la celulosa. En su forma natural son ásperas y tienen un fuerte sabor, se procesan para disolver las fibras almidonadas y neutralizar su gusto.

Antes de cocinarla, primero es conveniente remojar la agar en agua durante 10 minutos, luego necesitaremos 5—8 minutos de cocción para que se disuelva.

Vasitos de pera y maíz con salsa de chocolate blanco 

Tiempo de preparación: 10 min.
Tiempo de cocción: 10–15  min.
Listo en: 4 h.
Para 6 personas

Ingredientes:

Para la crema de pera y maíz
2 c. soperas de agar
1/2 taza de agua de manantial
1 pellizquito de sal
2 peras limoneras, lavadas y sin corazón
250 ml de crema de avena
1 panocha fresca de maíz, desgranada
1/2 lima dulce, el zumo
1 c. sopera de kuzu, chafado (usar arrurruz o maicena en su defecto)
1 c. pequeña de semillas de vainilla

Para la salsa de chocolate blanco
2 tazas de leche de coco
50 gr. de manteca de cacao
2 c. soperas de malta de trigo

Método de preparación:

Para la crema de pera y maíz
En una cazuela colocar la agar, el agua y la sal y cocinar cubierto y a fuego lento durante 5 minutos, o hasta que la agar se disuelva, removiendo de cuando en cuando.
Mientras se cocina la agar, moler los granos de maíz con una batidora hasta obtener una pasta homogénea. Cocinar la pasta de maíz a fuego lento durante 5 minutos.
En una batidora de jarra, colocar las peras cortadas a cuadritos, la crema de avena, el zumo de lima y el kuzu y batir bien hasta obtener una crema suave.

Puedes dejar la piel a las peras o bien pelarlas, según gusto. Si les dejas la piel, la crema tendrá un ligero sabor amargo de fondo. Yo prefiero incluir la piel de las frutas y verduras en todos los platos, siempre que sea posible, ya que aportan beneficios y vitaminas adicionales que han sintetizado al estar en contacto con los rayos del sol. El ser humano no puede procesar todos los nutrientes y vitaminas de los rayos solares, por esto es tan importante la ingesta regular de clorofila (verduras de hoja) y frutas con piel en nuestra dieta diaria.

Añadir la crema suave de peras, avena, lima y kuzu, junto con la vainilla, al maíz y la agar y cocinar  al baño María a fuego lento durante 5–8 minutos, removiendo constantemente para que no se formen grumos. Cuando la mezcla tenga una textura cremosa, apagar el fuego y repartir la crema de pera y maíz en seis vasitos.

Para la salsa de chocolate blanco
En una cazuela pequeña deshacer la manteca de cacao a fuego lento. Retirar del fuego, añadir la malta y remover hasta que se disuelva en la manteca. Añadir la leche de coco y remover enérgicamente hasta que la salsa quede mezclada homogéneamente.
Servir la salsa de chocolate blanco en los vasitos con la crema de pera y maíz.
Reservar en la nevera durante 3 horas antes de servir.

¡Bon appétit!

Artículos relacionados:
El poder de las algas
Mousse de menta, estevia y algas

Escrito por Consol Rodríguez, blog: kijimunas-kitchen.net/

Anúnciate en Sloyu

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

5 Comentarios

Trackbacks

  1. Bitacoras.com
  2. Bomba de chocolate con mousse de frutos del bosque | sloyu.com
  3. Bomba de chocolate con mousse de frutos del bosque | sloyu.com
  4. Tarta de crema de mandarina | sloyu.com
  5. Magdalenas recién horneadas | sloyu.com

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.