Logotipo Sloyu

tu espacio para aprender a vivir el ahora

Sobre Diosas y mamás

Si le preguntas a un Hindú cuantos dioses existen en el mundo, lo más probable es que te conteste: “Dios, solo hay uno”.

Diosa

Te preguntarás entonces “¿Y qué pasó entonces con Shiva, Brahma, Vishnu, Ganesh, etc.?”

Diosas con múltiples brazos

Pues, tradicionalmente existen 330 millones (!!!) de dioses en el hinduismo. Pero cada uno de ellos no es otra cosa que uno de los infinitos aspectos de la existencia divina universal.

Muchas de las deidades poseen múltiples brazos y sostienen diversos objetos en sus manos. Estos representan simbólicamente las diversas calidades divinas que se manifiestan en la deidad en cuestión. También la cantidad de brazos es importante en este simbolismo y varía según el mensaje que se quiera trasmitir.

La diosa Durga de 18 brazos por ejemplo sujeta varios objetos: El rosario simboliza concentración, el cuchillo liberación del a apego al mundo material, el arco para los cinco sentidos y su flecha representa el amor, etc. Algunas deidades hindúes dan un poco de miedo a primera vista. Una de ellas, la terrible Kali, que mora en los crematorios. En una de sus manos aguanta una cabeza recién decapitada y en otra un cuenco para recolectar la sangre que chorrea de ella. Pero la apariencia engaña. En el simbolismo, Kali no corta cabezas, sino los egos, y la sangre representa la vida.

¡Quiero también varios brazos más!

Desde que soy mamá me acuerdo muy a menudo y a veces incluso con un toque de envidia de estas deidades y me pregunto porque la evolución no hizo que nos crecieran un par de brazos adicionales durante el embarazo. Al fin y al cabo, el cuerpo femenino es capaz de cambiar tan milagrosamente adaptándose perfectamente a las necesidades requeridas durante ese tiempo. Me visualizo a mi misma en forma de diosa hindú y me veo sujetando un bebé, un teléfono móvil, una cuchara de cocina y un ordenador portátil. Probablemente también tendría cuatro orejas y tres ojos. La luna llena me acompañaría representando así el súper-poder de no necesitar más de 4 horas de sueño por noche.

Si la naturaleza no me ha dado todas estas cosas que creo necesarias para dar a vasto, será por algo. No soy una súper-woman y no se supone que lo sea. Dispongo de todo lo que hace falta. Si solo tengo dos brazos es porque he de saber cuando he de frenar. Supongo que teniendo cuatro brazos no pararía nunca, ya que me pondría el listón más alto.

Mi mundo no se va a acabar porque mi casa no esta tan recogida como me gustaría, ni porque no he podido terminar con todo lo que me he propuesto para el dia o porque no he contestado a todos los e-mails que tengo pendientes. Por suerte la vida está compuesta de ciclos y estoy segura de que en algún momento se abrirá un ciclo y otro se cerrará… y con mucha probabilidad estaré mirando con añoranza y una sonrisa hacía atrás, hacía el ciclo pasado.

Escrito por Isabelle Collmer, vivo en la India donde me llaman Uma, Website: milindias.com

Anúnciate en Sloyu

Etiquetas: , , , , ,

4 Comentarios

  1. ¡Me ha encantado el post! Hoy me vendrían bien un par de brazos extra… o reconocer que no tengo por qué ser capaz de hacerlo todo. :)

    Un abrazo!

Trackbacks

  1. Bitacoras.com
  2. Sobre Diosas y mamás. ¿Me pregunto porque a las mamás no le crecen más brazos? | Info Kids México
  3. Luna roja | sloyu.com

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.