Menú páginas
TwitterRssFacebook
Menú categorías

Publicado por el may 23, 2012 en SlowLife | 2 comentarios

Desacelerar en un mundo hiperconectado

A primer vista una vida slow e internet parecen conceptos antagónicos. No obstante estás leyendo un blog de vida simplificada gracias a internet, así que debe haber una forma de resolver esta contradicción.

Aceleración

¿Puedo ser consciente, si tengo una cuenta de facebook? ¿Puedo utilizar twitter sin remordimientos, aunque me interese el minimalismo? ¿Puedo pasar algo tiempo en el ordenador cuando haga sol?

Equilibrio e integridad: vida real y vida virtual

El ingrediente más importante de tu vida simple es tu vida en sí. Por lo tanto eres tú quien decide qué es lo que te hace feliz, qué es lo que te aporta valor. Puedes añadir y excluir lo que te ofrece el mundo real y virtual basándote en lo que a ti te importa. La avalancha de información, la disponibilidad de productos ha aumentado. Sin embargo, la persona que decide qué hacer con tanta opción sigue siendo la misma: tu. Déjate guiar por lo que es importante para ti. Sé honesta, pregunta, disfruta, y comparte. Tanto en la vida real como en la vida virtual.

Herramientas vs. relaciones: las redes sociales

Hay quien culpa a Facebook de todos los males, culpando la herramienta del resultado. ¿Acaso es la culpa del martillo que te golpearas el dedo en vez de darle al clavo? Puedes aprender a usar el martillo o puedes decidir dejar esta tarea a otras personas. Lo que no tiene sentido es criticar a la vecina porque sabe utilizar su martillo.

El mundo hiperconectado incluye la libertad de la selección. También incluye la responsabilidad de la selección. Puedes utilizar facebook para seguir a tus blogs favoritos, para estar en contacto con amigos en otros países, para compartir ideas con tus amigos. Puedes utilizarlo para matar las horas muertas en el trabajo. Puedes trasnochar porque no te desenganchas del flujo constante de novedades. Puedes. O puedes utilizarlo de una forma completamente distinta. La decisión es tuya.

Inspiración e investigación: obsérvate para aprender

No existe receta universal de cómo ralentizar tu vida en este mundo hiperconectado. La solución no pasará por desacelerar el mundo, sino por observar tu propia relación con este mundo. Da un paseo por el parque antes de ir a dormir. Cierra las ventanas superfluas de tu navegador. Cierra el navegador. Apaga el móvil durante un día para disfrutar el doble cuando lo conectes el día después. Experimenta, investiga, obsérvate a ti misma. Nadie te podrá aconsejar mejor que tu misma. Hoy quizás querrás ralentizar, y mañana querrás acelerar. Y eso está bien: la vida fluye, e igual que un río no siempre fluye con la misma velocidad. Lo que necesitas hoy, tan solo tú lo sabes.

Encontrarás más artículos de Valentina en su archivo de autor

Escrito por Valentina Thörner da Cruz , experta en consumo responsable y autora del blog ValeDeOro, Sostenibilidad y Minimalismo

Imagen: Carbon NYC/flickr

2 Comentarios

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo, son herramientas y la responsabilidad de como usarlas es nuestra. Ahí radica la diferencia. Gracias por un artículo tan interesante

  2. ” Por lo tanto eres tú quien decide qué es lo que te hace feliz, qué es lo que te aporta valor.”

    La cantidad de veces que parecemos olvidarlo y esperamos que las respuestas de otros nos den los objetivos que nosotros buscamos…

    ¡Gran post, Valentina!

Trackbacks/Pingbacks

  1. sociedad | Annotary - [...] Share sloyu.com       3 months [...]
  2. Bitacoras.com - Información Bitacoras.com... Valora en Bitacoras.com: A primer vista una vida slow e internet parecen conceptos antagónicos. No obstante estás leyendo un …

Publicar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>