Menú páginas
TwitterRssFacebook
Menú categorías

Publicado por el jun 4, 2012 en Consumo | 2 comentarios

Compra consciente, 5 trucos para empezar

Exceso de información, de publicidad, de oferta de productos… gestionar todos los impactos para hacer una compra consciente a la vez que cambias tus hábitos de consumo es algo que muy pocos pueden o saben hacer de un día para otro. ¿Cómo los llevamos en la práctica en nuestra compra?

shopping

No sé por donde empezar

A menudo el mayor impedimento para el cambio somos nosotros mismos: nos planteamos grandes retos y al no poder alcanzarlos nos frustramos, llegando a veces a abandonar nuestros propósitos.

Hablando de consumo, si somos conscientes del impacto de nuestras acciones en el mundo nos sentimos mal cuando consumimos un producto que no es “limpio”. Ese sentirnos mal nos empuja también a “querer dejar de saber” para no cargarnos con mayor malestar: tanta información, más que movernos a la acción, nos paraliza.

Los pequeños cambios son poderosos

Y sin embargo, dejar de informarnos nos convierte en avestruces (si no veo el problema, no existe), nos hace fácilmente manipulables y nos impide pasar a la acción para cambiar lo que no nos gusta.

¿Por qué no empezar con algo fácil? ¿Un pequeño cambio asumible y que puedas mantener en el tiempo? ¿Qué te de confianza para seguir cambiando, en la medida de tus posibilidades, tus hábitos de consumo?

Paso a paso y con determinación puedes acercarte al consumo que quieres. Te damos algunas claves para planificar el cambio con éxito.

5 trucos para comenzar

1. ¿Lo necesito?
“3×2”, 70% de descuento en la 2ªunidad”, “Descuento especial”,… tentador, ¿verdad?

rebajas ¿Es saludable comprar más comida de los que consumes habitualmente? (¿quizás comerás más para no tirarla antes de su caducidad…?)

¿Vale la pena comprar tantos yogures para que te regalen otro recipiente de plástico?

¿Es un verdadero ahorro invertir ahora 40€ en unos pantalones que no te hacen falta?

¿Realmente quieres conseguir un nuevo móvil cuando el que tienes funciona perfectamente?

Antes de sucumbir al canto de las sirenas, piensa y hazte una simple pregunta “¿Lo necesito?”

2. La lista de la compra
Mira tu despensa; tu armario; tu zapatero; tu librería.

¿Cuántos de los alimentos, prendas o libros que acumulas están sin utilizar?
¿Desde cuando están allí?
¿Cuánto lugar ocupan? ¿Cuánto dinero inmovilizado tienes en tu casa?

lista de la compra Haz el ejercicio de “limpiar” estos espacios y verás cuantas cosas has acumulado sin necesidad. También detectarás que es lo que te hace falta o necesita ser repuesto en el corto plazo… haz una lista de la compra y no salgas de tiendas sin ella.

El reto… regresar a casa habiendo comprado SOLAMENTE lo que escribiste.

3. Define qué es “limpio” para ti
¿Cómo de frescos y de temporada quieres que sean los alimentos que vas a consumir? Como más lejano sea su origen, mayor gasto energético y menor valor nutricional van a tener.

Si tu presupuesto para la compra de prendas y objetos de uso cotidiano es limitado es posible que recurras a productos de importación y bajo precio ¿Hay alguna alternativa local que te puedas permitir? Si en lugar de 3 camisetas compras una, ¿podrías comprar producto fabricado más cerca de ti? ¿En un material más sostenible?

¿Puedes reducir tu consumo de embalajes? Quizás puedes usar un capazo y poner todas las verduras y frutas en él sin bolsas de plástico, elegir el producto que lleve menos envoltorio o poner las pequeñas compras directamente en tu bolso.

¿Puedes reemplazar los productos de un solo por otros de vida más larga? Por ejemplo las servilletas y pañuelos de papel por otros de tela, el papel de aluminio del bocadillo por una fiambrera,…

sostenible No siempre dispones de recursos (tiempo o dinero) para comprar los productos que quisieras. Aun y así puedes empezar ya mismo a consumir mejor, tú decides por donde quieres y puedes empezar.

Pon un límite que puedas cumplir y mantente firme en el, aunque a veces tengas que renunciar a algo que te apetece.

4. Antes de comprar, lee y pregunta
Todos los productos que están en el mercado deben cumplir con una normativa de etiquetaje en la cual deben informar al consumidor de su composición, procedencia y reciclaje de los envases que lo acompañan; en el caso de los alimentos se incluye información nutricional y modo de cultivo, cría o captura. En otros productos, indicaciones de uso, garantías y reciclaje.

consumo consciente Es tu responsabilidad saber que compras y una manera fácil de empezar es leyendo las etiquetas en los productos para poder tomar tus decisiones.

La información suele limitarse a la mínima exigida legalmente y aun y así te puede ayudar a decidir.

Puede que te sorprenda comprobar algunas cosas como…

… el número de productos que compras que están fabricadas en lugares remotos, con el consiguiente gasto energético que ocasiona traerlos hasta ti.

… la cantidad de veces que no se especifica el origen de los alimentos que se ponen a la venta, especialmente los frescos. Si no hay etiqueta, pregunta al tendero antes de comprar: además de saber le darás a otro la oportunidad de reflexionar sobre la importancia de la fuente de suministro.

5. Paga en efectivo
Cuando pagamos con una tarjeta de crédito o débito perdemos la sensibilidad sobre el coste de los productos que compramos.

Si pagamos en efectivo, el dinero que llevamos en nuestra billetera es limitado y le damos mayor valor… y por extensión al producto que adquirimos. Es el momento de plantearse si lo necesitamos, ver si están en nuestra lista de la compra y comprobar su procedencia, composición y cualquier atributo que hayamos definido como necesario.

Ser más consciente de tus hábitos y empezar a cambiarlos debería ser una celebración y no un motivo de estrés; disfruta de cada paso que das y felicítate por tus logros: cada vez que actúas, estás más cerca de vivir como quieres.

Artículos relacionados:
Alimentos de proximidad, todo beneficios
Slow Fish, pescado limpio, bueno y justo
Global personal social, GPS

Imágenes Flickr: “Shopping” 27128437@N07, “Rebajas” martu_mq, “Lista de la compra” whiskeytango, “Consume con cabeza” justin_case, “Planeta sostenible” kumasawa

2 Comentarios

  1. Adorei o texto, especialmente por esse final que nos coloca de frente com a felicidade de fazer o que se escolheu fazer!
    Excelente!
    Um abraço, Bia.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Guía para la compra y el consumo responsable … ¡5 consejos prácticos! | Info Kids México - [...] para la compra y el consumo responsable … ¡5 consejos prácticos!Compra consciente, 5 trucos para empezar | sloyu.comsloyu.comCompra consciente, …
  2. Bitacoras.com - Información Bitacoras.com... Valora en Bitacoras.com: Exceso de información, de publicidad, de oferta de productos… gestionar todos los impactos para hacer una …

Publicar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>