Logotipo Sloyu

tu espacio para aprender a vivir el ahora

Creyendo … ¡todo es posible!

Uno de los grandes secretos para que podemos lograr lo que nos proponemos es: “CREER“. Creer en ti mismo y en que la suerte o el universo (o Dios si así lo prefieres) te ayudará en todas las situaciones … ¡por más adversas que parecen! Creyendo se han abierto mares, se ha caminado sobre el agua y hasta un niño pequeño puede romper el superficie grueso de un lago helado.

Hielo

¿No lo crees? Pues no podrás hacer uso de uno de los secretos más grandes que ha conocido la humanidad …

Para que el que cree no es necesaria ninguna explicación: para el que no cree toda explicación sobra – Franz Werfel

La laguna helada [cuento]

Había una vez dos niños que patinaban sobre una laguna helada. Era una tarde nublada y fría, pero los niños jugaban sin preocupación. De pronto, el hielo se reventó y uno de los niños cayó al agua, quedando atrapado. El otro niño, viendo que su amigo se ahogaba bajo el hielo, tomó una piedra y empezó a golpear con todas sus fuerzas hasta que logró romper la helada capa, agarró a su amigo y lo salvó.

Cuando llegaron los bomberos y vieron lo que había sucedido, se preguntaban cómo lo hizo, pues el hielo era muy grueso.

- Es imposible que lo haya podido romper con esa piedra y sus manos tan pequeñas – afirmaban.

En ese instante apareció un anciano y dijo:

- Yo sé cómo lo hizo.

- ¿Cómo?

- No había nadie a su alrededor para decirle que no podía hacerlo.

Artículos relacionados:
Actitud positiva: 6 claves
El Secreto

Fotografía Flickr “Lago helado”: Julio

Anúnciate en Sloyu

Etiquetas: , , , , ,

5 Comentarios

  1. No hay duda que la fe lo es todo, cuando creemos en nosotros mismos somos capaces de abrirnos espacio por donde no se miraba un camino claro, ese convencimiento, viene después del esfuerzo, por eso hay que perseverar en todo momento.

  2. UAU!
    Adorei a história!

Trackbacks

  1. Bitacoras.com

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.