¿Cómo evitar el contacto con contaminantes ambientales?

La incidencia y prevalencia de sobrepeso y obesidad ha experimentado un gran incremento en las últimas tres décadas y afecta a casi todos los países. Este fenómeno no se explica únicamente por los cambios en el estilo de vida en las distintas poblaciones con hábitos muy distintos.

Evolución humana sobrepeso

Otros factores empiezan a tenerse además en cuenta, como los llamados disruptores endocrinos (EDC) y más concretamente los obesógenos. Todos contaminantes ambientales, conocidos por su similitud estructural con determinadas hormonas y con capacidad de interactuar o interferir, dando lugar a efectos adversos incluso a dosis muy pequeñas.

Sustancias que alteran el equilibrio hormonal

Los (EDC) no son más que sustancias exógenas que alteran el funcionamiento endócrino, con capacidad para alterar nuestro equilibrio hormonal y afectar procesos fisiológicos importantes: Ftalatos, bisfenol A, Éter difenil polibromado (PBDE), derivados del benceno, etc. Estos son sólo algunos de los miles de (EDC) a los que podemos estar expuestos, producto de la industria de fertilizantes, combustibles, lubricantes, cosméticos, plásticos, disolventes, insecticidas, entre otros.

Para evitar o al menos reducir la exposición a los mismos y sus efectos negativos sobre nuestro organismo, deberíamos intentar:

• Escoger productos orgánicos siempre que sea posible para evitar plaguicidas y fertilizantes. Las frutas y verduras con mayor cantidad de pesticidas son: apio, melocotón, fresas, manzanas, arándanos, nectarinas, pimientos, espinacas, acelgas, cerezas, patatas y uva.

• Higienizar escrupulosamente la piel de frutas y verduras antes de consumirlas.

• Supervisar la presencia de ftalatos en cosméticos como perfumes, esmaltes de uñas, adhesivos y juguetes.

• Evitar alimentos envasados en artículos con policarbonato o cloruro de polivinilo.

• Evitar los plásticos en bidones de agua y escoger envases de vidrio.

• Escoger chupetes y productos como biberones que indiquen “libres de bisfenol A”.

• Reducir el consumo de enlatados porque las latas suelen tener una cubierta interna que puede liberar bisfenol A.

• Evitar consumir alimentos envasados con film de PVC y limitar su uso en casa.

Encontrarás más artículos de Josefina en su archivo de autor

Escrito por Josefina Llargués, una entusiasta defensora de los hábitos saludables
http://josefina-llargues-terapies-naturals.cat
https://www.facebook.com/josefinallargues
https://www.facebook.com/pages/La-Filomena/103687386384808
http://www.youtube.com/user/josefinallargues

Anúnciate en Sloyu

No comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - Información Bitacoras.com Valora en Bitacoras.com: La incidencia y prevalencia de sobrepeso y obesidad ha experimentado un gran incremento en…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *