Tomar el sol de forma saludable

Tomar el sol de forma saludable

Viajes, excursiones, escapadas, relax… El verano es una época maravillosa en la que estamos más en contacto con la naturaleza, los amigos y la familia, pero también más expuestos al sol, tan necesario para la salud de nuestro sistema inmunológico y la síntesis de vitamina D, pero que tomado en exceso o sin la protección adecuada puede tener graves consecuencias. Protegernos del sol   Cada vez somos más conscientes de la importancia de tomar el sol con precaución, pero para protegernos deberíamos elegir opciones más saludables y seguras, libres de productos químicos potencialmente perjudiciales, que forman parte de la inmensa mayoría de las fórmulas de protección solar comerciales: Parabenos Fragancias artificiales Metales pesados Derivados del petróleo Ftalatos Methyl-benzylidene camphor (4-MBC) Octyldimethyl-PABA (OD-PABA) Benzophenone-3 (Bp-3) Diethyl phthalate homosalate (HMS) Octyl-methoxycinnamate (OMC) Cremas en forma de polvo o aerosol, que contienen nanopartículas ¿Cómo tomar el sol y protegernos contra las quemaduras solares y el cáncer de piel?   El sol es indispensable para la vida y para mantener unos niveles adecuados de vitamina D en nuestro organismo, cuya deficiencia es muy común en los países desarrollados, por nuestros hábitos de vida y por el miedo al cáncer de piel. Sin embargo, para tomar el sol saludablemente, deberíamos tener en cuenta algunos pequeños consejos: Evitaremos cremas en forma de polvo o aerosol, por contener nanopartículas, así como las cabinas y lámparas solares. Si pasamos mucho tiempo expuestos al sol, deberíamos protegernos utilizando filtros físicos: camiseta, pantalones ligeros y un sombrero. Las prendas de algodón proporcionan un factor de protección solar de alrededor 15SPF. Evitaremos la exposición al sol entre las 12 h y las 16 h. Utilizaremos protectores solares libres de los productos químicos anteriormente mencionados, con filtros de protección solar natural mineral y que sean orgánicos certificados, idealmente en forma de crema o loción. Después de un día de playa o montaña hidrataremos nuestra piel con manteca de karité, gel de aloe vera… Una dieta saludable y rica en antioxidantes en esencial en épocas de calor: Agua, infusiones, zumos verdes y batidos naturales en cantidad suficiente para hidratar nuestra piel, así como ensaladas y fruta fresca, germinados o verduras fermentadas como el chucurut, sin olvidar el consumo equilibrado de ácidos grasos omega-3 y omega-6. ¡Qué tengáis un feliz verano! Artículos relacionados: La luz del sol: un remedio natural Usa protector solar Encontrarás más artículos de Josefina en su archivo de autor Escrito...

Read More

Transmitir respeto a nuestros hijos: 8 claves

Fundamental para una convivencia sana y pacífica, el valor del respeto es uno de los más importantes que como padres deberíamos transmitir a nuestros hijos. Enseñarles en primer lugar a respetarse a sí mismos, será vital en su aprendizaje, como una forma natural de respetar, después, los diferentes puntos de vista y sentimientos de los demás, aunque tengan una forma distinta de ver el mundo. En el transcurso de este largo camino de aprendizaje, nuestro comportamiento como adultos y nuestra actitud ante la vida, serán de extrema importancia. El valor del respeto quizá podría resumirse en algunas reglas fundamentales que deberíamos tener presentes a la hora de afrontar la ardua pero gratificante tarea de educar a nuestros hijos. 8 claves para transmitir respeto a nuestros hijos 1. No les faltes nunca al respeto Castigos desproporcionados, insultos, gritos, amenazas, humillaciones… Como padres, debemos tener presente que ellos están aprendiendo constantemente de nosotros y, por tanto, nuestro comportamiento debe ser coherente con los valores que pretendemos transmitirles. 2. Establece límites claros Nuestros hijos llegan al mundo sin un concepto claro del bien y el mal, aspectos que van desarrollando de muy distinta forma en función del ambiente y respuestas que les rodean. Las normas de su educación deberían ser claras y concisas y siempre acorde con su edad. Nuestros pequeños deben aprender a actuar con respeto hacia los demás, no para ahorrarse una riña o castigo, sino comprendiendo e interiorizando que su comportamiento puede causar perjuicio tanto a ellos mismos como a los que les rodean. 3. Ámales sin generar dependencia Besar, acariciar, abrazar, escuchar, decirles varias veces al día cuanto les queremos, pero sin olvidar fomentar su autonomía para que dispongan de herramientas suficientes para afrontar un desarrollo armónico. Niños agresivos, maleducados, extremadamente dependientes, irrespetuosos… son generalmente un reflejo de los errores del educador. 4. Crea un buen clima Un buen clima lo es todo. Los niños son verdaderas esponjas y se fijan mucho más en el lenguaje corporal y en el ambiente que en lo que decimos, con ellos no sirven las contradicciones. Nuestra ajetreada vida repleta de prisa y tensión no ayuda a la hora de educar a nuestros hijos en el respeto y otros valores esenciales para su maduración. 5. Regálales tu presencia Es muy importante dedicar un tiempo de calidad a nuestros hijos, sin móvil, prensa o televisión. Un niño que se siente valorado y escuchado,...

Read More

Niños felices

Durante la infancia nuestros hijos necesitan básicamente cuidado y amor, elementos indispensables para convertirles en adultos sanos y felices. Cubrir sus necesidades fisiológicas es de vital importancia para su correcto desarrollo orgánico y psicológico. Sin embargo, los requerimientos socio-afectivos, el establecimiento de vínculos sólidos y la transmisión de valores que les ayuden a convertirse en personas esencialmente buenas y honestas, son también absolutamente indispensables para su salud física y mental. 10 cosas que cualquier niño necesita para ser feliz 1. Comer de forma saludable y equilibrada Los cambios de ánimo e incluso la depresión en los niños y niñas , a menudo son causa de una mala alimentación . Es muy importante que los padres prediquemos con el ejemplo y optemos también por una alimentación saludable, especialmente rica en vegetales y verduras frescas, frutos secos y semillas, legumbres, cereales integrales… 2. Respetar los horarios de las comidas Los niños necesitan un aporte energético regular y de calidad. Si pasan muchas horas sin comer estarán irritables , cansados, ​​con poca concentración … El desayuno es una parte muy importante. No conviene que vayan a la escuela sin haber desayunado previamente en casa. 3. Acostarse pronto Si nuestros hijos duermen poco su sistema immunológico se deprime y enferman más fácilmente. La falta de sueño conlleva también trastornos de concentración, cambios de humor… Los niños y niñas entre 5-12 años necesitan dormir una media de 10 horas. 4. Jugar El juego no estructurado es esencial para que puedan desarrollar su imaginación, socializarse si lo comparten con compañeros, aliviar el estrés o, simplemente, ser niños . Sin embargo , hoy en día , muchos niños tienen tantas actividades programadas después de la escuela, que cuando llegan a casa apenas les queda tiempo para cenar, hacer los deberes y acostarse. Si nuestro ritmo profesional nos obliga a inscribirles en actividades extraescolares, deberíamos evitar las que requieren esfuerzo intelectual y priorizar las lúdicas o deportivas. Demos a nuestros pequeños tiempo para jugar y, al llegar a casa, dediquémosles un tiempo de calidad, aunque sea breve. 5. Expresar emociones Los niños necesitan expresar su estado emocional y, a menudo, lo hacen gritando, llorando, corriendo de forma atolondrada… Aunque debemos establecer límites en su educación, no es bueno inhibir constantemente sus emociones. 6. Asumir responsabilidades Cuidarlos en exceso no favorece su maduración y crecimiento. Deben tomar decisiones acordes con su edad y equivocarse, para aprender de sus...

Read More

La clave de la felicidad está dentro de nosotros

Para algunas personas la vida pasa anhelando la felicidad: “si tuviera más dinero”… “si perdiese los kilos que me sobran”… “si pudiese llenar los espacios en blanco de mi vida”, “si encontrase la pareja perfecta” …, pero lo cierto es que la felicidad no proviene de la riqueza, la apariencia física o una relación perfecta. La felicidad viene de nuestro interior; está dentro de nosotros. Debemos trabajar en nosotros mismos Si de verdad queremos ser felices, debemos trabajar en primer lugar en nosotros mismos, priorizando aquello que de verdad importa y relativizando las nimiedades: 1. Dejar de lado los agravios y el rencor, para dejar espacio a las emociones positivas. 2. Tratar a todos con bondad y amabilidad para construir unas relaciones sólidas con quiénes nos rodean. 3. Considerar los problemas como desafíos y oportunidades para mejorar. 4. Expresar gratitud por lo que tenemos, nos ayudará a lidiar con el estrés y estar en mejores condiciones para alcanzar nuestras metas. 5. Soñar en grande y abrir nuestra mente, nos ayudará a lograr nuestros objetivos. 6. No preocuparnos por pequeñeces. 7. Hablar bien de los demás, evitar los chismes en el trabajo… alimentará en nostros un pensamiento más positivo de nuestra propia vida. 8. Evitar las excusas y no culpabilizar a los demás de los fracasos de la vida, responsabilizándonos de nuestros errores y utilizándolos como una clara oportunidad para mejorar. 9. Vivir el presente, el aquí y el ahora. 10. Despertarnos temprano y a la misma hora cada mañana, nos ayudará a regular el ritmo circadiano y a mejorar nuestra productividad y concentración. 11. No nos comparemos con los demás. Midamos nuestro propio éxito sobre la base de nuestro progreso, no el de los demás. 12. Rodearnos de personas positivas. 13. No busquemos la aprobación de los demás en todo momento. Si somos fieles a nuestro corazón seremos personas más felices. 14. Dediquemos tiempo a escuchar a los demás, para tener distintas perspectivas y relajar nuestra mente. 15.Establecer el control personal, no permitiendo que los demás nos digan como hemos de vivir. 16. Meditemos, para mantener la mente enfocada y gozar de paz interior. 17. Comer de forma saludable, afecta directamente nuestro estado de ánimo y los niveles de energía, tanto a corto como a largo plazo. 18. Practicar ejercicio, para mantener la salud, prevenir el estrés y la depresión. 19. Vivir de forma senzilla y ordenada. El desorden...

Read More

¡Las legumbres! … receta hummus de lentejas

El mundo vegetal nos ofrece un amplio abanico de alimentos que nos permiten cuidar nuestra salud. Junto con los cereales integrales, frutos secos y semillas, las legumbres son ingredientes indispensables en una dieta sana, energética y equilibrada. Las humildes y nutritivas legumbres constituyen una excelente fuente de proteína vegetal que puede consumirse en cualquier estación, proporcionándonos calor, energía y nutrientes. Su proporción en seco de proteína es por término medio del 20%, a excepción de la soja y derivados (tofu, tempeh, etc.) que puede llegar al 36% ó 40%. Cereales + legumbres A diferencia de los cereales, frutos secos y algunas semillas, las legumbres,exceptuando la soja, son pobres en triptófano y en aminoácidos azufrados; cisteina y metionina, pero poseen niveles adecuados de isoleucina y lisina, justo lo contrario de los cereales, motivo por el cual combinar en una misma comida tres partes de cereal (arroz, maíz, trigo, espelta kamut, quinoa…) por una de legumbre, aumentará el grado de aprovechamiento de sus proteínas entre un 30-50%, siempre y cuando estén bien cocidas. Para ello, podemos añadir al agua de cocción una tira de alga Kombu que, además de aportar nutrientes al plato, ayudará a reblandecer la legumbre que estemos cocinando. Hummus de lentejas Ingredientes • 150 g de lentejas cocidas • 10 ó 12 champiñones, Shiitake o cualquier seta de temporada (si las setas son desecadas, deberán rehidratarse en agua como mínimo 1 h antes) • 50 ml. de aceite de oliva virgen • 1 ó 2 dientes de ajo picados • 2 cs de hierbas frescas finamente picadas (perejil, cebollino, cilantro, etc.) • 1 ó 2 tostadas de pan integral o una pequeña rebanada de pan del día anterior • 1/2 ó 1 limón (el zumo) • Unas gotas de salsa de soja • Sal marina o sal de hierbas • Pimienta negra molida al gusto Preparación: 1. Salteamos la seta elegida 2. La ponemos en un bol junto con las lentejas y el resto de ingredientes. 3. Trituramos hasta obtener una mezcla homogénea. 4. Si el hummus queda demasiado espeso, añadimos más aceite o limón o un chorrito de agua. Si resulta demasiado claro, añadiremos una tostada. 5. Salpimentamos al gusto. 6. Colocamos el hummus en un bol, decorándolo con unas ramitas de perejil fresco. Servimos el hummus con tiras de verduras (apio, pimiento rojo, zanahoria….) o con una ensalada variada y pan de pita o pan integral...

Read More