Indagación Apreciativa de Miriam Subirana y David Cooperrider

La Indagación Apreciativa (IA) es una metodologia que busca promover el cambio a nivel personal, familiar, social, institucional o empresarial a través del poder transformador de las preguntas. Es un proceso de búsqueda colaborativa, en varias fases, que se centra en el núcleo positivo de una organización, grupo o sistema. Conecta con nuestras aspiraciones, puntos fuertes y experiencias cumbre. El libro, escrito por el creador del método, David Cooperrider, junto con Miriam Subirana, gran experta en IA en el mundo de habla hispana, nos adentra paso por paso en la metodología y da muchos ejemplos prácticos de cómo se ha aplicado la metodología, tanto en formatos de coaching individualizados, como en cumbres de IA con grandes grupos en diferentes países. Los 5 fases de la Indagación Apreciativa   La IA es un ciclo de 5 fases (todas empiezan con D) que se mueven en un círculo. Defenición La defenición del tema es crucial; hay pautas para diseñar preguntas apreciativas, poderosas y generativas. Descubrir Identificar lo que da vida y apreciar lo mejor de “lo que es”. Dream (Sueño) Visualizar los resultados de la llamada que sentimos que nos impulsa a avanzar (propósito, enfoque estratégico). Diseño Diseñar la situación u organización ideal para lograr los sueños. Destino Asegurar que los sueños puedan hacerse realidad.   Los 10 principios de Indagación Apreciativa   La IA se basa en 10 principios que también pueden vivirse a nivel personal. El coaching apreciativo se nutre de estos 10 principios de la IA. Principio construccionista Con lo que decismos, cómo y cuándo lo decimos y las conversaciones que mantenemos, creamos nuestros mundos. Principio de simultaneidad El cambio empieza en el momento que planteamos la pregunta; la primera pregunta es la impulsora inicial del cambio. Principio poético Estar abierto al misterio y a la imaginación ilimitada humana. Principio de la anticipación La imagen inspira la acción; la imagen positiva nos lleva a la acción positiva, y creamos un futuro positivo. Principio positivo Las preguntas positivas dan lugar a un cambio positivo. Principio de ser consciente Suspender las suposiciones y abrirse al diálogo. Principio narrativo El cómo narramos las historias de nuestra vida influye en nuestro bienestar personal y colectivo. Principio de la promulgación o de actuar “como sí” Actuar “como si” se acaba cumpliendo. Principio de libertad de elección y acción Actuar basándose en su decisión y compromiso, no por imposición. Principio de la totalidad Estamos...

Read More

Todo lo que necesitas es amor

Todo lo que necesitas es amor

Termina el año y empezamos a recapitular… ¿qué nos trajo de bueno el 2013? ¿qué vamos a pedirle al 2014? Está bien escribir la carta a Papa Noel, los Reyes Magos, la Vida o el Universo, hay tantas cosas que no dependen de nosotros -o no solamente- que una ayuda siempre viene bien. Claro que hay algo que todos pedimos, cada año, y de lo que nunca nos parece tener bastante… AMOR. Tengo una buena noticia que darte: no hace falta que se lo pidas a nadie, porque tu estás lleno de el y solamente tienes que pararte a sentirlo. Te advierto que el amor cuando se comparte tiene efecto boomerang… si lo lanzas vuelve a ti. Cómo el boomerang tienes que lanzarlo con determinación y confianza ya que si lo haces con timidez no va a tener fuerzas para regresar. Así que en 2014, practica el “loverang”: ama lo que haces, lo que dices, lo que piensas; ámate y regala tu amor a quienes lo necesitan (personas, ideas, proyectos, la tierra,…). Sin darte cuenta estarás rodead@ de lo que más deseas. Y si acaso los Reyes que te traiga una bici ;- ) Artículos relacionados: Cada uno da lo que recibe El amor está justo ahí, enfrente tuyo Tu amor, le mejor regalo Hablando de amor Juntos pero no...

Read More

¿Favores o regalos?

¿Favores o regalos?

Me cuenta J. que está harto de los “listillos” que van por ahí aprovechándose de la gente y luego no devuelven los favores; está triste y enfadado con un conocido al que ayudó con su tiempo y experiencia a promover su empresa y que ahora, cuando él necesita que le echen una mano, se ha esfumado de la capa de la tierra. Posiblemente el conocido de J. no quería un favor, sino un regalo… ¡y lo consiguió sin problemas! ¡Te debo una! La gran diferencia entre un favor y un regalo es la deuda; quien pide un favor se compromete a devolverlo, quien ofrece un regalo no espera recompensa. Todos conocemos personas con una habilidad innata para conseguir el apoyo de los demás cuando lo necesitan y no estar nunca disponibles cuando se les requiere. Consiguen que uno mismo se ofrezca a ayudarles sin que ellos pidan nada, así que… ¿Dónde está la deuda, si le hicieron un regalo? Los “listillos” van a aparecer regularmente en nuestras vidas, la gran noticia es que no pueden tomar decisiones por ti: ellos piden pero eres tú quien decides si les haces un regalo, un favor ¡o si no te interesa su propuesta! Contra el vicio de pedir, la virtud de no dar Si a menudo somos víctimas de los “listillos”, sería buena idea hacer introspección y ver cuál es nuestra responsabilidad, puesto que somos nosotros quienes decidimos aceptar sus peticiones. ¿Alguna de estas circunstancias te resulta familiar? “Yo pensaba” … y diste por sentado que tu interpretación y la suya era la misma así que le entregaste un regalo pensado que le hacías un favor. La próxima vez, pregunta qué quieren exactamente y aclara si esperas un retorno o no por tu ayuda. Subidón de ego Me lo ha pedido a MI, ¡entre todas las personas a quien se lo podía pedir! En medio del subidón ya le estoy dando lo que ME pidió convencido que YO voy a ganármelo con MI compromiso y por supuesto recibiré MI justa recompensa porque sin MI, El Elegido, no habría podido conseguirlo. MI decepción posterior es del mismo tamaño que mi ego, mayúscula. “No me cuesta nada, no es para tanto” Crees que tus dones o habilidades naturales no tienen valor porque no hay “esfuerzo” y te hace feliz compartirlos con los demás, así que ni siquiera te planteas hacer un favor… hasta que...

Read More

Doy las gracias por los obstáculos en mi vida

Vivimos en una sociedad donde cualquier contratiempo o desajuste en nuestra comodidad se convierte en un problema insuperable. Culpamos a los demás de nuestra repentina incomodidad (los que gobiernan, el jefe, los amigos, la familia, los médicos, etc) y esperamos … hasta que alquién viene a solucionar nuestro problema. ¡La mala noticia es que no vendrá nadie a solucionar tus problemas! Los obstáculos o problemas en realidad son las formas de la vida de enseñarte cosas, son grandes oportunidades para crecer y superarse. Tal como dice en el maravilloso cortometraje El Circo de las Mariposas, “los límites solamente están en tus creencias“. Muchas veces los obstáculos dan un giro inesperado a nuestra vida. El poder sortear los obstáculos por tu propia cuenta nos fortalece y nos abre nuevos horizontes. ¡Ve tus obstáculos! La transformación espiritual no significa buscar refugio de los problemas de la vida. No se trata de encender velas y sólo tener pensamientos felices. Se trata de encarar el caos de la vida y de tus reacciones frente a éste. Si estás sentado sobre un cojín en algún sitio sereno con tus ojos cerrados, puede ser que te sientas refrescado temporalmente, pero no arrancarás de raíz ninguna de las conductas o patrones en tu vida que constantemente te traen dolor. Hoy, abre tus ojos. Ve los obstáculos. Agradece que existen. Supéralos uno por uno ¡y deja que la Luz brille! Más afinaciones de la conciencia de la Kabbalah publicadas en Sloyu Afinación Diaria de la Conciencia de la Kabbalah, centro Yehuda Berg Fotografía Flickr “Saltar obstáculo”: Andrés Nieto Porras Artículos relacionados: Sin obstáculos no hay crecimiento El circo de la mariposa – CinemaSlow Anúnciate en...

Read More

Tú eres el único que no está aquí

Lo que hace diferente al ser humano es su inteligencia, o sea su capacidad de comprender, asimilar, elaborar información y utilizarla para resolver problemas. Curiosamente esta capacidad para cuestionar y repasar información se ha convertido a la vez en nuestro punto débil. Nos cuesta dejar de pensar, hay un especie de ruido de fondo en nuestra cabeza que nunca cesa. Y mientras este ruido nos entretiene con cosas del pasado y nos invita continuamente preocuparnos del futuro, nos perdemos el presente … La vida es lo que pasa mientras pensamos en otras cosas… Ausencia – Maestro, ¿dónde está Dios? – Aquí mismo. – ¿Dónde está el paraíso? – Aquí mismo. – ¿Y el infierno? – Aquí mismo. Todo está aquí mismo. El presente, el pasado, el futuro, están aquí mismo. Aquí está la vida y aquí está la muerte. Es aquí donde los contrarios se confunden. – ¿Y yo dónde estoy? – Tú eres el único que no está aquí. Microcuento Alejandro Jodorowsky / Fotografía Flickr “Ausencia”: Daniel Dobleu Artículos relacionados: sobre la meditación / artículos y cuentos Alejandro...

Read More