Entrevista a Carl Honoré, el embajador del Movimiento Slow

Sloyu entrevista a Carl Honoré, un periodista premiado, escritor y conocido orador en conferencias de TED. También es embajador del Movimiento Slow en el mundo. Sus libros, Elogio de la lentitud y Bajo presión (Educación Slow) han sido traducidos a más de 30 idiomas y han estado en las listas de mejores ventas en muchos países. El último libro de Carl, publicado en el 2013, es La lentitud como método. Explora como resolver problemas en diferentes áreas de la vida (los negocios, la política, la salud, relaciones…) sin optar por soluciones rápidas superficiales y de corto plazo. “Hemos convertido la infancia en una carrera hacia la perfección” ¿Hay un antes y un después en tu vida respecto a vivir más lentamente? ¿Qué fue lo que te hizo cambiar? Sí, absolutamente. Definitivamente he cambiado, para mí hay un muy claro antes y un después. Antes probaba siempre de hacer cada vez más y más en menos tiempo. Me importaba la velocidad y la cantidad. La mayoría de las veces me sentía apresurado. Ahora cada cosa que hago procuro hacerla lo mejor que puedo en vez de lo más rápido posible. Esto ha cambiado mi concepción del tiempo: ya no me siento un esclavo de él. Ahora siento que tengo el tiempo necesario para hacer lo que me propongo y nunca me siento apurado (a pesar de que tengo una vida excitante y plena). Y no es una paradoja. Se trata de encontrar el equilibrio adecuado y de no obsesionarse con el tiempo. Mi llamada para cambiar llegó cuando estaba a punto de comprar una colección de cuentos cortos – de 1 minuto! – para leer a mi hijo antes de dormir. En este momento me di cuenta que mi adicción a la velocidad era tan fuerte que estaba dispuesto de reducir los momentos preciosos con mis hijos al final del día. Pensé que vivir así de rápido en realidad no es vivir. Es cuando empezé a investigar la posibilidad de vivir de una manera más pausada. No es fácil adoptar un estilo de vida más lenta en una sociedad que parece premiar y apreciar la rápidez. ¿Cuáles suelen ser los obstáculos más importantes que tenemos que sortear para bajar la velocidad y aumentar la calidad de nuestra vida? No es fácil ir más despacio. Hay un montón de razones por las que vamos rápidos. Una de ellas es que la...

Read More

Niños atentos y relajados… ¡con mindfulness!

La semana pasada Eline Snel impartió un taller de mindfulness en Barcelona, organizado por Sloyu. Eline Snel es una autoridad en mindfulness en Holanda: no solamente introduce a adultos en su práctica, sino que también se ha convertido en experta en mindfulness para niños con Mindfulness Matters!. Mindfulness Matters! Snel ha desarrollado su propio método de mindfulness para niños, Mindfulness Matters!, que está teniendo gran repercusión tanto en Holanda, donde el ministerio de educación subvenciona su aprendizaje a los maestros que desean formarse, como en la comunidad internacional. En la presentación del último libro de Eline Snel, “Tranquilos y atentos como una rana“, el 26 de septiembre en la Casa del Libro en Barcelona, Fernando Torrijos, destacado experto internacional de mindfulness y hombre cercano a Dr. Jon Kabat-Zinn, la alabó por haber llenado este espacio de mindfulness tan necesario en nuestros días… el mindfulness para niños, un paso importante en el ámbito de la prevención puesto que los niños que aprenden e integran las técnicas de pequeños pueden mantenerse más conscientes y tranquilos en el mundo veloz en que vivimos. El colectivo del mindfulness sigue los pasos de Eline con mucho interés. Primer taller Eline Snel en España Al taller que impartió Eline Snel en Barcelona el pasado 27 de septiembre, organizado por Sloyu bajo el patrocinio de editorial Kairós, asistieron profesores, terapeutas y profesores de yoga para niños, todos ellos interesados en aprender métodos para calmar la mente de los niños con que trabajan. Eline nos explicó en su taller de qué manera su método puede ayudar a niños de 5-17 años a relajarse, centrarse mejor y aprender a tomar la vida con más calma. Profundizamos a través de varios ejercicios en el “cómo” y muchos de los asistentes quedaron sorprendidos por la sencillez del método. Va directamente al grano y enseña con la práctica. También hubo sorpresas. Eline nos contó que había descubierto en los talleres que hay cosas que los niños no entienden cuando los adultos nos dirigimos a ellos: al pedir a los niños que se relajaran, no tenían idea de qué hacer y preguntaron “¿Cómo se hace eso?”. Tenía que enseñarles con el ejemplo (el ejercicio del spaghetti) qué es la tensión y cómo podían relajarse. Otra cosa que para los niños era un secreto eran “los límites”. ¿Qué son los límites? De nuevo Eline utilizó un ejercicio para que los niños pueden sentir...

Read More

Entrevista a Eline Snel, formadora de mindfulness para niños

Entrevistamos a Eline Snel, una vida dedicada a la enseñanza del mindfulness y creadora de Mindfulness Matters, un método pionero para formar a los niños en esta técnica desarrollado desde su experiencia personal y profesional. “Tranquilos y atentos como una rana”, el libro que ha escrito para practicar el mindfulness en familia, ha sido publicado ya en 27 países, incluidas las ediciones española y catalana que Editorial Kairós presentará el 26 de septiembre en Barcelona; aprovechando su estancia en la Ciudad Condal dirigirá un taller para profesionales de la educación y la salud infantil. ¿Mi consejo a los padres? “¡Escucha, escucha, escucha a tus hijos!” ¿Cuál fue su primera aproximación al mindfulness? Entre 1972 y 1979 trabajé como enfermera y maestra en un hospital. Me di cuenta que los pacientes que sufrían y tenían miedo necesitaban ser tratados de otro modo, necesitaban un cuidado más amoroso, desde el corazón. Desarrollé entonces un programa (no había ninguno en Europa) para adultos que sufrían de estrés, ansiedad y pérdida llamado “dealing with life energy” (gestionando la energía vital). Cuando en 2000 oí hablar del programa MBSR de Jon-Kabat Zinn (programa de reducción del estrés) ví que nuestros programas tenían muchos elementos en común, puesto que la base de ambos está en las raíces budistas. Me formé como formadora de MBSR en 2005. Desde entonces he formado a muchos adultos. En 2009 empecé a desarrollar un programa de mindfulness para niños. ¿Le fue fácil integrar el mindfulness en su vida cotidiana? ¿Cómo lo consiguió? A veces es difícil meditar a diario. Cuando estás ocupado, con niños en casa, el único modo de integrar el mindfulness fue la práctica informal: estar presente en lo que haces en los momentos en los que lo estás haciendo. Por ejemplo: cuando hacía la cola en el cajero del supermercado, comiendo en el momento que comía, sintiendo la pequeña mano de mi hija en la mía, escuchando a alguien abiertamente y sin juzgar, dándome cuenta de la distracción de mis pensamientos,… Ahora que los hijos “volaron” y a pesar de seguir teniendo una vida ajetreada, medito cada mañana durante 30min, además de los talleres, retiros y sesiones de formación en las que participo. ¿Cuando decidió hacer del mindfulness una práctica profesional? ¿Por qué eligió los ámbitos de la educación y la sanidad para desarrollar su trabajo? Empecé a formar adultos en 1979 cuando tenía 25 años. Me...

Read More

¿Cocinamos juntos?

¿Cocinamos juntos?

Todos somos conscientes de lo importante que es que los niños, ya desde pequeños, aprendan a alimentarse bien y disfruten comiendo y, porque no, cocinando. Una manera de conseguirlo es hacerles participar, siempre que sea posible, del ritual diario de preparar las comidas. Sin embargo, el ritmo acelerado y frenético que nos impone la vida moderna conlleva que, tanto los niños como los adolescentes, tengan escasas oportunidades de cocinar en casa o de ver cocinar a sus padres. La inmensa mayoría comen en la escuela, donde a menudo las comidas las suministra una empresa externa. Por la noche, son muchos los hogares donde se come un bocadillo o un plato precocinado, por cansancio o falta de tiempo. Cocinar, un acto de magia Los niños que se encuentran en esta situación, van elaborando una idea errónea de la trascendencia de unos buenos hábitos nutricionales y terminan interpretando la práctica alimentaria como un acto de magia, en el transcurso del cual el plato aparece cocinado en la mesa, sin ningún esfuerzo o con un ínfimo proceso de elaboración. Así, por falta de tiempo, el hecho de alimentarse acaba convirtiéndose, en muchas familias, en un simple acto de llenar el estómago de forma rápida, sin tomar realmente conciencia de que lo que comemos tiene una repercusión directa en nuestra salud física y mental y en lo que somos. La epidemia del siglo XXI La obesidad es una enfermedad con graves consecuencias en la edad adulta, que se inicia en la infancia. Un niño obeso será, con toda probabilidad, un adulto obeso. El abandono de la dieta mediterránea tradicional y la actual dinámica familiar, han agravado de forma alarmante, en los últimos años, la incidencia de sobrepeso y obesidad tanto en adultos como en niños, problema que está adquiriendo unas dimensiones ciertamente preocupantes y que amenaza en convertirse en una de las epidemias del siglo XXI, al afectar, progresivamente, a un sector más amplio de la población infantil y adolescente. Como causa primaria, cabe destacar las dietas pobres en nutrientes, altas en grasas saturadas, azúcares y cereales refinados, así como la falta de ejercicio. Observamos que tanto niños como adolescentes pasan gran parte de su tiempo libre frente al televisor, la pantalla del ordenador o los videojuegos. Las dos principales herramientas que tenemos los padres a nuestro alcance para prevenir este tipo de situaciones, son fomentar en nuestros hijos la práctica habitual del...

Read More

¿A qué y dónde juegan nuestros hijos hoy?

¿A qué y dónde juegan nuestros hijos hoy?

El futuro desarrollo social, académico y emocional de nuestros hijos depende en gran medida de sus juegos. En las sociedades industrializadas actuales, a causa del apresurado estilo de vida de las familias en general, de los cambios en la estructura familiar y del aumento de las actividades extraescolares, son muchos los niños que no pueden experimentar los saludables beneficios asociados al juego espontáneo. Paradójicamente, en otros países que no forman parte de la llamada sociedad del bienestar, en las que los niños carecen de casi todo, los pequeños disfrutan de mucho más tiempo libre para experimentar los inmensos beneficios asociados a esta actividad tan vital para su correcto desarrollo a nivel emocional, social, físico y cognitivo. El juego espontáneo, el gran olvidado En la educación de nuestros hijos existen diversas áreas importantes: Las académicas, las organizadas, las deportivas… Sin embargo, el juego espontáneo, a menudo el gran olvidado, es esencial para que puedan conseguir un equilibrio armónico, al posibilitar la adquisición de tres funciones básicas de la maduración psíquica de un niño, como son la asimilación, la comprensión y la adaptación a la realidad externa. Una actividad en esencia tan sencilla, les permite superar sus miedos, hacer nuevas conquistas y adquirir nuevas competencias, que irán alimentando la confianza y seguridad en sí mismos. Cuando el juego espontáneo se realiza con el grupo de iguales, nuestros pequeños aprenden aspectos tan vitales para su vida futura adulta, como trabajar en grupo, compartir, negociar, resolver conflictos, desarrollar habilidades sociales, fomentar la capacidad de liderazgo o tomar decisiones. Estrechar vínculos con nuestros hijos Jugar con nuestros hijos es también, para nosotros, los padres, una magnífica oportunidad para estrechar unos vínculos que difícilmente el paso del tiempo quebrantará. Al compartir momentos de juego con nuestros príncipes y princesas, tenemos la inmensa suerte de poder participar de su particular visión del mundo y de recuperar, a través de su inocente perspectiva, muchos matices y aspectos de la vida que quizá los años nos han hecho olvidar. Como padres, siempre deseamos lo mejor para nuestros pequeños y anhelamos ofrecerles las mejores oportunidades para su vida futura, cayendo en el error de llenar su tiempo libre de actividades extraescolares repletas de contenidos académicos o de a actividades muy pautadas o estructuradas, en las que el juego espontáneo o la relación con la familia tienen poca cabida. Las apretadas agendas de los padres, sin duda, pueden conducir a una...

Read More