Viva la primavera

Viva la primavera

¡Viva la primavera! … de repente llegó la primavera. Hay muchos árboles que ya están en flor y las temperaturas empiezan a subir. Aunque por las noches aún hace fresco, sale de los armarios la ropa más ligera y disfutamos del sol los domingos al lado de la barbecoa. La primavera es una época de renacer: las plantas y árboles se despiertan – brotan las hojas y salen las flores -, hay más luz y vuelve la alegría y nos sentimos con más energia, sacamos del armario planes y proyectos aparcados, cambiamos la casa por actividades afuera. Ideas para conectar con la energia de la primavera: – limpieza de los armarios y de la casa – pintar la casa de adentro y de afuera – areglar el jardín y proyectar la siembra de plantas, hortalizas y hierbas – dar un paseo por los bosques, las montañas o las costas y disfrutar del renacimiento de la naturaleza – adapta la alimentación y escoge alimentos frescos más ligeros de primavera – haz actividades afuera: caminatas, correr, navegar, montar caballo, barbecoa. deporte – ¡despierta tu cuerpo! … cuidate o déjate cuidar con sesiones de masaje, cuidado de piel … – es bueno hacer un ayuno en la primavera: monodietas, sirope de savia … A continuación “La Primavera” de Vivaldi: Artículos relacionados: Matsuri, celebrar la naturaleza Las hierbas que curan Lo más vital El otoño ya...

Read More

El otoño ya llegó

El otoño ya llegó

Hoy es el primer día de otoño aquí en España. Aunque durante los días todavía hace mucho calor, durante las noches ya empieza a hacer más frio. Los jerseys, las pijamas y las mantas vuelven a salir de los armarios. El otoño: una época de cambios y limpieza El otoño es una época de cambios: cambio del tiempo, cambio de la naturaleza, cambio de ropa, cambio de alimentación, cambio de ritmo … Es una época ideal para hacer limpieza y para deshacerte de lo viejo: en tu casa (limpiar armarios, vaciar trasteros), en tu jardín (cortar los arbustos y ramas), en tu cuerpo (dietas o ayuno), en tu vida … Ideas para disfrutar del otoño – Suelta lastre, revisa que obligaciones tienes y deshazte de algunas. – Mueve el cuerpo, sal a caminar en la montaña, la playa o en los bosques con sus colores otoñales. – Cuida la alimentación, come frutas frescas y cocina con las verduras de la época (¡setas!). – Descubre el silencio dentro de ti y en la naturaleza (clases de yoga o meditación). – Cuida tu higiene personal y apúntate para unas sesiones belleza, masaje o hidroterapia. – Depuración preventiva, el otoño es el mejor periódo para hacer ayuno (monodietas, sirope de savia). – Estimula tu creatividad con música, teatro, escribir, pintar o dibujar, jardinería .. A continuación “El Otoño” de Vivaldi: Artículos relacionados: Dale una nueva vida a tus libros, reorganiza, comparte, regala, reutiliza … ¿Cuántas prendas necesitas – proyecto 333, vivir durante 3 meses con 33 prendas Liberarse de las relaciones, ¡libérate de relaciones que ya no te aportan bienestar! No gracias, soy minimalista, liberar espacio, rechazar lo que no necesitas, comprar con criterio Simplificar tu vida: 11...

Read More

Todo lo que necesitas es amor

Todo lo que necesitas es amor

Termina el año y empezamos a recapitular… ¿qué nos trajo de bueno el 2013? ¿qué vamos a pedirle al 2014? Está bien escribir la carta a Papa Noel, los Reyes Magos, la Vida o el Universo, hay tantas cosas que no dependen de nosotros -o no solamente- que una ayuda siempre viene bien. Claro que hay algo que todos pedimos, cada año, y de lo que nunca nos parece tener bastante… AMOR. Tengo una buena noticia que darte: no hace falta que se lo pidas a nadie, porque tu estás lleno de el y solamente tienes que pararte a sentirlo. Te advierto que el amor cuando se comparte tiene efecto boomerang… si lo lanzas vuelve a ti. Cómo el boomerang tienes que lanzarlo con determinación y confianza ya que si lo haces con timidez no va a tener fuerzas para regresar. Así que en 2014, practica el “loverang”: ama lo que haces, lo que dices, lo que piensas; ámate y regala tu amor a quienes lo necesitan (personas, ideas, proyectos, la tierra,…). Sin darte cuenta estarás rodead@ de lo que más deseas. Y si acaso los Reyes que te traiga una bici ;- ) Artículos relacionados: Cada uno da lo que recibe El amor está justo ahí, enfrente tuyo Tu amor, le mejor regalo Hablando de amor Juntos pero no...

Read More

¡Cantar me hace feliz y me divierte!

¡Cantar me hace feliz y me divierte!

“Quien canta, sus males espanta”… y como casi siempre, la sabiduría popular acierta de lleno. Mantras, rezos, oraciones… todas las religiones y culturas utilizan el canto para elevar el espíritu y comunicarse con lo sagrado. A la belleza de la música se añade un sentido mensaje que a menudo se comparte con la comunidad. Más razones para cantar Cantes en un coro o en la ducha, no dejes de cantar… al placer de la experiencia musical puedes añadir todos estos beneficios: Acalla la mente: Nos concentramos en una frase, un ritmo y los coordinamos con nuestra respiración… estamos tan ocupados que no podemos concentrarnos en nuestros pensamientos, así que dejamos de alimentarlos y de crear otros nuevos; nuestra mente se relaja y baja la velocidad, pudiendo entrar en un estado meditativo. Mejora tu respiración Durante el día vamos acumulando tensiones y a menudo acabamos respirando superficialmente, es decir, utilizando solamente una pequeña parte de nuestra capacidad pulmonar; la entrada reducida de aire fresco impide una circulación abundante de oxígeno por la sangre y puede provocarnos aturdimiento y malestar. Cantar requiere de un buen caudal de aire; esto nos obliga a vaciar nuestros pulmones y llenarlos nuevamente de aire fresco; nuestros pulmones se oxigenan y con ello nuestra sangre y tejidos. ¡Relájate! Al cambiar nuestra respiración superficial por una abdominal relajamos el diafragma y con ello los músculos cercanos del pecho y la espalda; es posible que recoloquemos nuestra postura al abrir nuestro tórax. Las personas poco comunicativas que acumulan tensión en sus gargantas también sentirán una relajación en esta zona. Conecta con tus emociones Al relajarnos física y mentalmente es fácil que afloren emociones de las que quizás no somos conscientes: tristeza, enfado, rabia y también agradecimiento, serenidad, tranquilidad. Seguir con el canto nos permite identificarlas, y observarlas. El texto de las canciones puede ayudarte a canalizar emociones escondidas, salir de las negativas y reforzar las positivas; ante cualquier situación pesarosa elige una canción con un texto optimista ¡seguro que te eleva el ánimo! Envía un mensaje positivo: La frase de las oraciones cantadas casi siempre tiene un propósito: enviar amor, compasión, paz,… aunque no entendamos totalmente su contenido la intención queda en nosotros con lo que vivimos y transmitimos un mensaje positivo. Sea una canción antigua, moderna o sin ton, aprovechar para lanzar un mensaje positivo al universo. ¿Quieres probar?… Love is the Only Way, de Macaco: Artículos...

Read More

¡Qué maravilloso mundo!

¡Qué maravilloso mundo!

La belleza tiene la virtud de abstraernos; en su contemplación paramos nuestro flujo de pensamientos, alteramos el ritmo de nuestra respiración y nos conectamos con el momento presente. Momentos de belleza Puesto que la belleza se percibe con los sentidos, a menudo actúa como un catalizador de emociones latentes de las que no somos siempre conscientes; si bien suele producir bienestar puede ocurrir que nos cause tristeza, especialmente cuando es exuberante y contrasta con un profundo malestar interior. Por malas que sean las circunstancias y el entorno en el que nos encontramos, disfrutar de momentos de belleza nos reconcilia con la vida y nos permite profundizar en nuestra vida interior. En “El hombre en busca de sentido” Viktor Frankl relata como los presos en el campo de concentración se extasiaban ante la visión de las montañas de Salzburgo desde los ventanucos del vagón del tren en el que los trasladaban desde Auschwitz hasta un campo de Baviera. “Bajo la viveza de esas vivencias estéticas conseguíamos incluso olvidarnos de las terribles circunstancias de nuestro entorno.” El canto de un pájaro, una puesta de sol, la sonrisa de un niño, un cuadro impresionista, una mesa bien puesta, una caja de lapiceros por estrenar… podemos encontrar belleza en casi cualquier lugar, por imposible que pueda parecernos, solamente debemos estar atentos para captarla. Y si no sabemos verla, también podemos crearla, se trata de generar armonía y equilibrio en todo aquello que emprendemos e intentar materializarlo para que lo capten nuestros sentidos: una imagen, un olor, un sonido, una textura. En tiempos difíciles disfruta más que nunca de tu dosis de belleza diaria, tan necesaria para tu alma como el agua lo es para tu cuerpo. What a Wonderful World de Louis Amstrong Artículos relacionados: El hombre en busca de sentido, libro de Viktor Frankl Belleza y...

Read More