El poder de los cuentos, como usar los cuentos como herramientas de transmisión, una formación online ¡en directo! para educadores de 2 sesiones de 4 horas. El próximo sábado 4 y 11 de julio, grupos reducidos de máximo 12 personas, acceso desde cualquier país, coste 95€ Impartido por el equipo de Sloyu Mindfulness y contarcuentos.com. Reserva tu plaza ahora

Hace unos meses creé una huerta con plantas aromáticas en mi terraza al lado de la cocina. Les iré presentando cada semana una planta. Hablaré entre otras cosas de su cuidado y de los usos culinarios y medicinales. Hoy le toca a la Melisa, toronjil o citronela.

Melisa

Melisa, toronjil o citronela.
Nombre latín: Melissa Officinalis.

Descripción:
La melisa es una planta originaria de la cuenca del Mar Mediterráneo. Es un arbusto de alrededor de 60-90 cm de altura de fácil cuidado que dura varios años y es conocida por el agradable olor a limón que desprende en verano.

Tiene un aspecto que recuerda a la ortiga con hojas grandes y ovaladas. Tiene flores pequeñas blancas o rosadas. La parte aérea puede morir en invierno, pero de su raíz perenne brotarán todos los años nuevos brotes. Le sirve cualquier suelo bien drenado y tolera sin problemas los suelos pobres y arenosos. Le gusta un lugar soleado con algo de sombra en regiones de verano muy cálido.

Es una planta con múltiples usos:

  • Sus hojas (tanto frescas como secadas) sirven en la cocina para aromatizar ensaladas, salsas, sopas, platos de carne y de verduras y postres.
  • Sus hojas suelen utilizarse para dar aroma y sabor al té tanto frío como caliente.
  • Tiene cualidades medicinales. Como infusión ayuda mejorar la digestión, calma los nervios, es relajante y ayuda a eliminar gases acumulados en el canal digestivo.
  • Su olor y aroma a limón repele insectos y su aceite esencial se utiliza en aromaterapia.

¿Cómo preparar la infusión de Melisa?

Ingredientes:

  • 2 cucharaditas de hojas (y flores) de melisa – pueden ser secas o frescas –
  • una taza de agua
  • si lo desea puede puede agregar un poco de azúcar o miel para endulzar la infusión.

Pasos preparación:

  1. Pon una taza de agua en una cazuela y ponlo a hervir.
  2. Añade las cucharaditas de melisa cuando el agua hierve y déjalo en el fuego durante 3 minutos.
  3. Déjalo reposar otros 3 minutos más.
  4. Finalmente cuela y disfruta de tu tisana : – )

Puedes tomar hasta 2-3 tazas diarias de la infusión de Melisa.

Hablaré en las próximas semanas de la albahaca, la estevia, la mejorana, la salvia, la menta, el cebollino y el orégano.

Artículos relacionados en Sloyu
Menta, ¡qué rico olor y sabor!
La Estevia, sustituto natural del azúcar
Cicatrizante y anti-inflamatorio: Caléndula
La impaciencia: la epidemia de las sociedades industrializadas, flores de Bach