Encuentros de mindfulness online gratuitos dos veces por semana ¿Quieres practicar mindfulness en casa durante la cuarentena? Te explicamos cómo... Temas: soltar las preocupaciones, regular las emociones, como cuidarse, mindfulness en la familia... Apúntate ahora

Cada 3 de marzo desde hace 182 años, llueve, truene o nieve, las cuadrillas de Sant Medir salen a endulzar las calles del barrio de Gràcia en Barcelona.

sant medir

Durante la mañana, cada una de las 26 cuadrillas activas actualmente pasean por las estrechas calles del barrio lanzando caramelos a los transeúntes, que suelen reunirse alrededor a mercados y escuelas a esperarles.

Pero la gran fiesta está por llegar; a las 20:00h las cuadrillas, a caballo, en carro o en camión descubierto, empiezan un gran desfile por las calles principales de Gràcia mientras lanzan caramelos a su paso, que niños y adultos de afanan en recoger del suelo… ¡o al vuelo con sus paraguas abiertos! Los más pequeños se acercan a los romeros con bolsas abiertas para que les echen grandes puñados de dulces. Piruletas, gominolas, picapica y chupetes de azúcar son los grandes «trofeos» de la jornada.

El desfile dura una hora que pasa como un suspiro en medio de la lluvia de dulces -¡cerca de 40 toneladas en un día!- y la música de las bandas y grupos de percusión que acompañan a las cuadrillas. Agotados y felices, los vecinos regresan a sus casas con una doble y pegajosa suela en los zapatos, cargados con algunos kilos de caramelos que repartirán con la familia y amigos.

sant medir

El origen de la tradición

Josep Vidal i Granés era un panadero que llegó a Gràcia en 1828 y no gozaba de muy buena salud; devoto de Sant Medir, prometió que si sanaba acudiría cada año en romería a la ermita que el santo tiene dedicada en Collserola, pequeña sierra al norte de Barcelona; realizaría el trayecto a caballo acompañado de una gaita y anunciando a todo el barrio su promesa.

El primer año acudió acompañado de su familia y amigos y cada año fue sumándose más gente a la fiesta; en cada barrio que atravesaban se iban creando cuadrillas que se unían a la peregrinación hasta organizar la romería que ha llegado a nuestros días.

La fiesta, hoy

La fiesta es un gran hito en el barrio, una especie de celebración de la primavera anticipada, que reúne a grandes y pequeños. Los vecinos se apiñan en las calles, hablan, comentan, ríen… los amigos se reúnen -siempre en la misma calle-, los adolescentes salen con su pandilla y sienten la libertad de empezar a tomar las calles, los abuelos vuelven a ser niños y los jóvenes bailan al ritmo de las batucas.

Más viva y vivida que nunca, «la fiesta más dulce» es una gran ocasión para reunir a la comunidad y acoger a los recién llegados alrededor de una generosa tradición.

Artículos relacionados:
Holi, fiesta de colores
Diwali, celebración de la luz
Lo puro y lo impuro

Fotografías Sant Medir, ambas de: roarshock

Anúnciate en Sloyu