Las relaciones entre madres/padres e hijos a menudo encierran emociones contrapuestas que generan tensiones y malestar en ambos.

te odio, te quiero

Te odio, te quiero – Isabelle Filliozat

Para un niño sus progenitores son sus protectores, los garantes de su supervivencia emocional y física y su primer modelo de comportamiento. Incluso cuando el niño es herido y maltratado el vínculo de amor y la deuda permanecen.

Para una madre o un padre su hijo es un espejo de su propia infancia; situaciones dolorosas no resueltas vuelven a manifestarse y fácilmente repiten el mismo comportamiento que ellos recibieron de sus padres, traspasando las heridas, limitaciones y conductas de la familia a una nueva generación.

El conflicto es inherente a las relaciones pero conflicto no significa disputa. Un conflicto que se comunica puede llevar a su resolución; sin embargo, para no confrontar miedos y carencias a menudo unos y otros reprimen sentimientos, dejan de expresar sus emociones y se crea un muro en el que la comunicación verdadera deja de ser posible.

Diálogo: expresar las emociones

En «Te odio, te quiero. Las relaciones entre padres e hijos» Isabelle Filliozat propone romper ese muro mediante el diálogo, sanear la relación expresando las emociones reprimidas y dando la oportunidad a los progenitores de expresar su historia. De ese modo, el vínculo puede reconstruirse y retomar la relación desde la empatía mutua.

Liberarse del sentimiento de culpa, de miedos y limitaciones integrados durante la infancia es el primer paso para responsabilizarse de la propia vida y también en cierto modo de la vida familiar, ya que el cambio termina con patrones que se han heredado de generación en generación.

Te odio, te quiero. Las relaciones entre padres e hijos»
Isabelle Filliozat
editorial Kairós, 2005
ISBN: 9788472456068
Precio orientativo: 14€

Web oficial de Isabelle Filliozat (en francés)

Artículos relacionados:
Parábola arena en la mano
¿Dónde están las monedas?
Sobre diosas y mamás

Anúnciate en Sloyu