Mindfulness en el aula, formación online ¡en directo! para educadores, explorar la motivación para llevar mindfulness a los niños, como acompañar a los niños en su práctica de mindfulness, que habilidades necesito desarrollar, conocer y practicar ejercicios y dinámicas de mindfulness (para niños). Reservar plaza: sábados 21 y 28 de noviembre de 2020 de 16:00-20:00h

La piel, el órgano más extenso del cuerpo humano, necesita nutrirse de forma sana y natural, tanto interior como exteriormente. De ahí la importancia de seguir unos hábitos alimentarios lo más saludables posible y apostar por la cosmética 100% natural y ecológica.

Karité

Cosméticos ecológicos

Los cosméticos ecológicos, son productos:

  • Libres de sustancias químicas, como derivados petroquímicos (parafinas, aceites minerales, PEG’s…), siliconas, perfumes sintéticos, parabenos, colorantes artificiales, ingredientes de origen animal (excepto la lanolina y la miel y cera de abejas)
  • Contienen un mínimo del 95% de compuestos biológicos
  • No están testados en animales
  • Son respetuosos con el medio ambiente y con las personas que los utilizan.

Karité «Árbol de mantequilla»

En este sentido, me gustaría recomendaros la manteca de karité que proviene del Karité (Vitellaria paradoxa), conocido como árbol de mantequilla. Originario de Africa, este majestuoso árbol posee frutos parecidos a las nueces, de los cuales se obtiene la manteca de karité.

El karité es un árbol sagrado y, según la tradición, sólo las mujeres pueden recolectar sus frutos que, una vez recogidos, son secados al sol sin cáscara. Posteriormente, los granos se machacan en morteros de madera, hasta conseguir una harina gruesa que se hierve de acuerdo a una receta secreta, para producir un producto de aspecto similar a la mantequilla, especialmente indicado para pieles sensibles, castigadas, agrietadas, secas o irritadas.

La manteca de karité es un potente regenerador celular natural que previene el envejecimiento prematuro de la piel y cuida el cabello. Es uno de los productos más utilizados en cosmética natural, constituyendo una excelente y saludable alternativa a cualquier crema comercial tanto facial como corporal. Se dice que la manteca de karité es uno de los secretos de la maravillosa piel que lucen muchas mujeres africanas, a pesar de sus duras condiciones de vida.

El Karité en nuestra cosmética diaria

  • Tomaremos una pequeña cantidad de manteca de karité, la calentaremos en nuestras manos y la aplicaremos directamente en la zona a tratar.
  • En bebés, será muy útil para prevenir o tratar las irritaciones y dermatitis de pañal. Podemos emplearla sola o bien mezclada con unas gotas de aceite vegetal de caléndula, con propiedades calmantes y emolientes.
  • En pieles maduras, puede utilizarse como crema de noche sola o mezclada con 1 gota de aceite esencial puro de: ylang ylang, zanahoria, incienso, rosa…
  • En caso de sequedad o grietas en manos, codos, rodillas o pies, podemos aplicarla sola o mezclada con 1 gota de aceite esencial de lavanda.
  • Los cabellos frágiles y estropeados mejorarán con el siguiente preparado: Calentaremos al baño maría 20 g de manteca de karité + 20 ml de aceite de jojoba. Una vez la mezcla esté líquida, la retiraremos del fuego y añadiremos 8 gotas de aceite esencial puro de Ylang ylang. La aplicación se realizará desde la raíz hasta las puntas y dejándola actuar como mínimo 1 hora antes del lavado.
  • La manteca de karité aporta mucha elasticidad a la piel, siendo un cosmético natural de primera elección en la prevención de estrías del embarazo o adolescencia, ya sea sola o enriquecida con unas gotas de aceite de rosa mosqueta, aguacate o germen de trigo 100% puros.
  • Como protector labial, ayudará a prevenir las grietas por frío o sequedad.
  • La siguiente fórmula prolongará el bronceado después del verano: Al baño maría diluiremos 35 g de manteca de karité junto con 15 ml de aceite de nuez de albaricoque. Retiraremos la mezcla del fuego. Dejaremos enfriar y ya estará lista para utilizar.
  • Al no ser comedogénica (no produce granitos), puede utilizarse también en casos de acné, cuando haya cualquier tipo de irritación cutánea.
  • En caso de personas encamadas disminuye muchísimo la formación de llagas por presión o decúbito.
  • La manteca de karité es también de gran interés para el cuidado de la piel masculina, después del afeitado.
  • Si se tiene la nariz irritada por el resfriado la suaviza.

La naturaleza nos ofrece todo lo que necesitamos para nutrirnos por dentro y por fuera, ¡cuidémosla y aprovechemos sus maravillosos y generosos regalos!

Encontrarás más artículos de Josefina en su archivo de autor

Escrito por Josefina Llargués, una entusiasta defensora de los hábitos saludables
http://josefina-llargues-terapies-naturals.cat
https://www.facebook.com/josefinallargues
https://www.facebook.com/pages/La-Filomena/103687386384808
http://www.youtube.com/user/josefinallargues