El futuro en la mochila – ConcurSlow microrrelatos

La pequeña había oído hablar durante los últimos tiempos de algunos temas que no terminaba de comprender.

mochila

En las noticias contaban que estaban echando a la gente de sus casas, y ella se preguntaba cómo era posible algo así. Por eso, cuando sus ojos tropezaron con aquella pequeña criatura, que cargaba con su casa allí donde fuese, se preguntó si no estarían todos equivocados cuando afirmaban que el ser humano estaba en la cima de la escala evolutiva.

Algo era seguro: nadie iba a irle a aquel caracol con el cuento de que su casa ya no era suya, ¡que tratasen de arrebatársela si eran capaces! No, la pequeña llegó a la conclusión de que al hombre le habría ido mucho mejor si en lugar de tener la brillante idea de bajar de los árboles y erguirse sobre sus piernas, se hubiese preocupado por proveerse de un lugar donde cobijarse que nadie pudiese reclamar como suyo.

Alguna vez había visto a turistas con la piel blanca, que cargados con mochilas de un tamaño descomunal transitaban por las calles de su ciudad; era algo que siempre le había hecho gracia, pero sólo ahora lo comprendía. Había oído muchas veces a su abuelo decir que allí, por el norte de Europa, nos llevaban un adelanto de treinta años, y ella nunca había sabido a qué podía estar refiriéndose el anciano. Al parecer, habían entendido antes que nosotros que el caracol, y no otra, era la especie a imitar.

Escrito por Juan José Tapia para el ConcurSlow Microrrelatos diciembre 2012
Fotografía Flickr “Antonio”: Isidro Cea

Acceso a la presentación y bases de participación del ConcurSlow Microrrelatos ¡Participa!

Anúnciate en Sloyu

No comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - Información Bitacoras.com... Valora en Bitacoras.com: La pequeña había oído hablar durante los últimos tiempos de algunos temas que no…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *