Termina el año y empezamos a recapitular… ¿qué nos trajo de bueno el 2013? ¿qué vamos a pedirle al 2014?

Está bien escribir la carta a Papa Noel, los Reyes Magos, la Vida o el Universo, hay tantas cosas que no dependen de nosotros -o no solamente- que una ayuda siempre viene bien.

Claro que hay algo que todos pedimos, cada año, y de lo que nunca nos parece tener bastante… AMOR.

Tengo una buena noticia que darte: no hace falta que se lo pidas a nadie, porque tu estás lleno de el y solamente tienes que pararte a sentirlo.

Te advierto que el amor cuando se comparte tiene efecto boomerang… si lo lanzas vuelve a ti. Cómo el boomerang tienes que lanzarlo con determinación y confianza ya que si lo haces con timidez no va a tener fuerzas para regresar.

Así que en 2014, practica el «loverang»: ama lo que haces, lo que dices, lo que piensas; ámate y regala tu amor a quienes lo necesitan (personas, ideas, proyectos, la tierra,…). Sin darte cuenta estarás rodead@ de lo que más deseas.

Y si acaso los Reyes que te traiga una bici ;- )

Artículos relacionados:
Cada uno da lo que recibe
El amor está justo ahí, enfrente tuyo
Tu amor, le mejor regalo
Hablando de amor
Juntos pero no atados